Sensores multiespectrales en cultivos de verano

Actualizado: 3 may

Nuestra empresa se enfrenta cada verano a un importante desafío: realizar mapas multiespectrales de decenas de campos con cultivos de Soja y Maíz en períodos críticos. Todo el trabajo de precisión de una empresa de servicios agronómicos depende de lograrlo en tiempo y con la máxima calidad.


Por Pablo Sandoval – Gte. de Operaciones 21SUR


Durante los últimos años, los veranos australes nos han desafiado a planificar el mapeo de grandes extensiones de territorios en Uruguay. Dado que la agricultura juega un papel fundamental en nuestra economía, los agricultores han tenido que adoptar rápidamente nuevas tecnologías para adaptarse a la creciente demanda de alimentos y commodities en el mundo. Este factor ha hecho que el término "agricultura de precisión" sea una palabra común entre ellos.


En Uruguay, el mapeo aéreo con drones fue implementado a partir de 2010 con éxito por parte de empresas privadas y el apoyo de investigadores académicos. Las bases para el manejo inteligente de cultivos desde una perspectiva aérea fueron ese año introducidas por la empresa ADP, dejando marcado a fuego un precedente que luego sería seguido por las demás empresas que apostaron a sensores remotos aerotransportados.


A nivel gubernamental, la Autoridad Aeronáutica de Uruguay (DINACIA) debía implementar con prontitud la reglamentación acorde con estas actividades. Desde entonces, esta institución encargada de la seguridad aérea nacional ha tenido que reglamentar esta actividad adaptándose rápidamente a las nuevas tecnologías que ya comenzaban a irrumpir con fuerza en todo el mundo.


21SUR Aerospace está especializada en el análisis de sensores remotos y cartografía aérea para los sectores agrícola y forestal. Realizamos las primeras operaciones comerciales de BVLOS en Uruguay y logramos la primera operación "en enjambre" con nuestros UAV eBee (SenseFly).

Ya desde un principio quedó de manifiesto que por la gran cantidad de área agrícola a relevar era necesario un tipo de dron que pudiera mantenerse el mayor tiempo posible en el aire, por lo tanto la elección indicada recayó sobre los UAV de ala fija, quedando descartados los drones multirotor para esta tareas.


Desde el inicio de las operaciones de 21SUR se realizó una importante alianza con Pronutrition Agro Technologies. Esta empresa está especializada en agricultura de precisión brindando recomendaciones directas a sus clientes, apoyándose mucho en tecnología de punta. Nuestra asociación con esta empresa ha sido vital para proporcionar herramientas útiles para los agricultores.


Nuestro papel durante esta temporada de mapeo aéreo, así como en temporadas de mapeo anteriores, ha sido proporcionar a Pronutrition un insumo vital en su toma de decisiones: mapas de reflectancia, mapas índice (NDVI, EVI, etc), análisis diferencial de riego y secano. Los relevamientos aéreos que comenzaron con los cultivos de maíz en el mes de diciembre se han continuado con el mapeo de la soja en los meses de enero y febrero.

21SUR Aerospace ha realizado levantamientos aéreos con sensores multiespectrales en soja y maíz con un promedio de 8.000 hectáreas por año, aunque en ciertas temporadas ha sido necesario relevar picos de entre 12.000 y 13.000 hectáreas dispersas en distintas zonas del territorio nacional.


El tiempo de que disponemos para brindar a nuestros clientes la información procesada es limitado, ya que es necesario mapear los campos en las primeras etapas reproductivas del cultivo (r.1 o r.2 en soja) para que esta información sea de utilidad. Como empresa, debemos tener en cuenta que la mayoría de los cultivos llegan a su etapa crítica prácticamente al mismo tiempo, por lo que debemos relevar toda la extensión en el menor tiempo posible.

Para lograrlo hemos tenido que desarrollar nuestras propias técnicas de mapeo. Nuestra necesidad de atender la gran demanda nos impulsó a adoptar una estrategia de trabajo altamente eficiente para cumplir con los tiempos marcados por nuestros clientes.



(Pie de fotos) El ojo humano solo puede ver un cultivo en un ancho limitado del espectro (rojo-verde-azul), mientras que los sensores multiespectrales nos permiten ampliar a bandas infrarrojas (NIR) y borde del rojo (RE), bandas bien definidas que manifiestan las diferentes situaciones de vigor del cultivo. Los índices más utilizados son NDVI, GNDVI y EVI.


El propósito de los datos obtenidos con aerofotogrametría es crear mapas de muestreo foliar. Consiste en zonas donde las deficiencias se muestran en mapas con diferencias de colores de una escala preestablecida.

Una vez que 21SUR Aerospace procesa la información cartográfica obtenida con los drones, se carga en un navegador móvil. Esta información es luego utilizada por el operador de muestreo en campo de Pronutrition, quien extrae y posteriormente envía a analizar las muestras obtenidas. Los análisis se procesan en laboratorio y las recomendaciones posteriores son realizadas al productor por su equipo agronómico. Este proceso se completa en pocos días, gracias a la agilidad y versatilidad que brindan estas herramientas.


El resultado es contar con información muy precisa y en tiempo récord sobre el estado de las diferentes zonas de un cultivo, permitiendo corregir o realizar un tratamiento diferente a problemas puntuales; esto redunda en mayor ahorro para el productor y a su vez aumentar el potencial de su cultivo actuando de forma inteligente en el momento preciso.

25 visualizaciones0 comentarios